Design a site like this with WordPress.com
Get started

So long live the car crash hearts

Me desconozco y muero a jugar frente al espejo.
El mismo baño en el que un día se miró mi madre, mi abuela;
un escondite, un portal, desde el que me hallo y pierdo
(no siempre o todo el tiempo).

Hoy hace quince años ya tengo treinta
¿acaso alguien me reconoce a mí?
Allá quién soy allá quién era
qué tanto dista qué tanto acerca

escojo una canción de fall out boy* que una vez más me hace llorar
me desnuda una sudadera tibia que usaba todos los días:
me duele el pecho aún de adentro a afuera,
y si no mi cuerpo y cara, la misma fría luz blanca
¿qué reconecta

el tal vez me siento sola, el sí también me siento ajena?
Un brasier o un corpiño, predicen mis hormonas un cambio repentino.
En estos días nada me queda, no lleno nada
y todavía nada me llena.


*reemplácese, si gusta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: